5 tendencias eCommerce para el en 2022

5 tendencias eCommerce para el en 2022

En los negocios digitales, siempre tan cambiantes, qué bien estaría tener de vez en cuando una bola de cristal a mano, que nos indicase cuál va a ser el futuro y qué cosas pueden llegar, para poder adelantarnos y sacarles provecho, ¿verdad?

Algo así como un chivatazo que nos dijese, “las compras por visión, a través de gafas tridimensionales serán una realidad a partir de…”. Demasiado futurista, lo sabemos, pero lo cierto es que el mundo digital no deja de actualizarse, en un constante movimiento que no lo convierte en maduro, sino en “evolutivo”.

Juega con ventaja quien está más al tanto de las novedades. Y para ayudarte, hemos recopilado las 5 tendencias eCommerce que apuntan a destacar en 2022, para que puedas sacar buen partido de las que más se adapten a tu tienda online.

Y no solo eso, también hemos hablado con voces expertas de este y otros sectores, que respaldan algunas… Y nos dan algún que otro adelanto.

¿Quieres saber cuáles son las tendencias eCommerce que arrasarán en 2022?

👉 Las 5 tendencias eCommerce que pisan fuerte en 2022

En los últimos años, tanto los consumidores, como las tiendas online han apostado fuerte por los dispositivos móviles y las redes sociales como medio de compra online rápida y sencilla.

Pero todo ha cambiado. La vida nos ha hecho poner prioridades, elegir tiempos y dispositivos para que todo, aún, sea más fácil. Nosotros hemos estudiado artículos, hablado con clientes y con nuestros propios analistas, y hemos llegado a esta conclusión de 5 tendencias de cambio.

Intrigado, ¿a que sí? 😉

✅ 1. Nuevos comportamientos del consumidor 

Tradicionalmente hemos segmentado a los clientes por tramos de edad, sexo, poder adquisitivo, zona en la que viven… Esos patrones fueron útiles durante una época, pero en la actualidad disponemos de muchos más datos sobre el comportamiento del consumidor y los datos nos están diciendo aspectos sobre las preferencias de las personas muy sorprendentes.

Mayor variedad. Eso se traduce en la importancia de entender las “audiencias líquidas, aquellas que no responden a patrones, porque cada vez se da más el sesgo de grupos de personas con preferencias, pero aún así muy personalizados. Sí, ¡es la era de la personalización, en todos los sentidos! 😉

Se disparan las compras en horario laboral

Los consumidores ya no entienden de normas, ni de horarios.

De este último año la conclusión es muy clara: compramos cuando queremos, cómo y desde dónde queremos. Esto aplica a la jornada laboral, en la cual el porcentaje de compras online sube con respecto a otros momentos como la tarde o la noche, en los que preferimos “descansar” de los dispositivos.

En festivos, los consumidores prefieren disfrutar de “planes analógicos

Del mismo modo que las compras aumentan en horario lectivo, los días libres son literalmente “libres”.

Y es que se denota una preferencia por la desconexión completa en días festivos, en los cuáles preferimos disfrutar de planes analógicos. Total, para comprar online siempre hay tiempo, todo en un click, ¿no?

El pago fraccionado gana terreno

Ofrecer un proceso de check-out fácil a tus clientes, así como diversos métodos de pago, siempre te ayudarán a bajar la tasa de carritos abandonados. Ya sabes, ese momento en el que con la cesta llena, el cliente se va sin decir ni adiós… Y sin comprar.

Y de todas las nuevas formas que van surgiendo, el pago fraccionado gana terreno, facilitando al cliente poder adquirir productos de mayor coste, sin el miedo que supone hacer esa gran inversión en un solo pago. Y ejemplos de estos hay varios ahora mismo, como Klarna, Aplazame…

✅  2. Flexibilidad total: a cualquier hora, en cualquier canal (y a cualquier precio)  

Si algo está claro sobre las tendencias eCommerce que reinarán en 2022, es que el negocio online seguirá creciendo con respecto a las tiendas físicas, porque los consumidores “le han cogido el gustillo”.

Sí, salimos más, invertimos más… etc, pero la realidad es que la comodidad prima por encima de todo. Y no solo eso, sino también las ofertas y descuentos que, añadido, se pueden encontrar. Porque cuando un cliente busca y compra en internet lo que en realidad tiene en la cabeza son dos cosas: casa y bolsillo. Es decir, que se lo entreguen sin esfuerzo y con el máximo ahorro posible.

Crece la tendencia del “Showrooming”, ligado al “dynamic pricing

¿Cuánto conoces a tus clientes? Muchas veces van a la tienda física, pero terminan comprando online el mismo producto que miraron, ¿sabes a qué se debe?

El término que define esta acción es “showrooming”, lo que en lenguaje cotidiano sería “ir de escaparates, pero no comprar… Si no apuntar modelo, referencia e incluso probar la talla que sienta bien, para luego ir a buscar la mejor oferta del mismo producto a online, que es donde se expanden las opciones.

Y aquí, internet es el rey del dynamic pricing, una técnica muy extendida en la que los precios fluctúan según la demanda. Y, como todo en la vida… El mejor postor, se lleva el lote: los compradores irán directos a esa web en la que el producto que buscan tiene el mejor precio del mercado.

M-commerce: compra online al alcance de la mano

Y aquí los dispositivos móviles (smartphones, tablets…) son el aliado perfecto de todo eCommerce. Concretamente, en la actualidad más del 63% de consumidores usan el móvil para hacer compras online.

Como decíamos antes, los clientes buscan rápidamente en huecos que tienen entre el trabajo y el descanso. Y poder hacerlo en pocos “clicks” a través de un dispositivo en el que seguramente tienen todo al alcance de la mano… Lo hace más fácil que nunca.

Si bien es cierto que llevar a cabo un enlazado interno óptimo en un ecommerce medio-grande es complicado, y entra en juego el pagerank interno de cada URL, pero para ello puedes usar una herramienta como Dinorank.com la cual facilitará mucho ese trabajo.

Y que no te asuste el diagrama con todas estas ramificaciones, aunque tengas muchas URLs y al principio te imponga respeto, tienes que empezar a trabajar el SEO de tu ecommerce: aquí tienes una guía que te ayudará.

Los marketplaces para sacar más partido 

¿Has oído alguna vez hablar de este concepto? Los “marketplaces”, conocidos como “mercados en línea” son un tipo de comercio electrónico multiproducto, en el cuál los consumidores pueden encontrar una gran variedad de productos, de diferentes tipos de marcas.

Pero cuidado, porque aunque tener tus productos en un marketplace siempre podrá tener ventajas, también tiene algunos “contras” (como tener a competidores cerca, que estén mejor posicionados en la web que tú, los precios…)

Así que si decides apostar por esta opción de venta online, deberás valorar las opciones y las ventajas que te puede traer, siempre adecuados a tu negocio y productos 🙂

Además, puede ser un buen punto para contribuir con la huella ambiental, en esa modalidad de packagings entregas sostenibles que cada vez vemos más en eCommerce.

✅  3. Tiendas cada vez más inteligentes y fáciles de mejorar 

Porque cada vez entiende mejor al ser humano y responde ante sus acciones, por supuesto en este listado no podía faltar la Inteligencia Artificial, como el motor que nos acerca el futuro día tras día.

Dado que los consumidores avanzan y se diversifican en miles de tendencias, la tecnología nos brinda margen gracias al conocimiento, que ayuda a mejorar los sistemas, definir patrones (dentro de lo que se puede) y asistir mejor al consumidor final, para que termine comprando.

En definitiva, comprender, analizar, facilitar. Fácil, ¿no?

Mejorar la UX hasta el infinito

En este paso (y como base de todo en eCommerce), la experiencia de usuario es lo más importante. Porque un usuario infeliz se va y nunca vuelve, mientras que el que se siente satisfecho con la compra, el proceso y la marca, siempre seguirá, no solo comprando… Si no también recomendando a su círculo cercano.

Y en el comercio electrónico ya se sabe lo que se dice: “vale más una recomendación…

Por eso la Inteligencia Artificial nos acerca a comprender a nuestro cliente, para facilitarle la vida y hacer que nos quiera (y nos compre). Por ejemplo, con funcionalidades como el voice search o el image search, que permiten búsquedas más ágiles y sencillas al consumidor.

¡Y tienes que dárselo todo!

Plataformas “low code”

Estas plataformas tienen una cosa que a muchos les trae de cabeza cuando gestionan un eCommerce: no tienen código. Lo que facilita que su instalación sea fácil, en pocos minutos, cuando tienen tantas y tantas ventajas…

Y en la era de la digitalización y las facilidades, no podía faltar algo que haga mejorar los sistemas. Por eso en este año, se prevé que las plataformas y herramientas “sin código”,, maximizando los recursos y rentabilizando los procesos. ¿Trabajas ya con una en tu eCommerce?

✅  4. Ventas en directo: la teletienda se muda a Internet

El Covid ha puesto en el mapa el valor de las emisiones en directo, especialmente a través de Youtube y otras redes sociales, como Twitch. Términos como «streamer» no eran conocidos antes de la pandemia.

Era cuestión de tiempo que esta tendencia se aplicara al comercio electrónico.

Antes te hemos contado que el M-commerce seguirá siendo una gran tendencia eCommerce en este 2022. Esto define el siguiente punto, enfocado en las redes sociales. Aunque no hablamos solo de Instagram y TikTok…

Sí, sabemos que están posicionadas como las dos redes sociales más potentes en cuanto a ventas, pues son verdaderos “marketplaces” en sí mismos. Y esto, sumado al contenido de las marcas y el push que los influencers hacen en cada uno de sus perfiles… Nos da un buen impulso a las ventas sin duda pero, ¿y qué pasa si llegan nuevas opciones?

¿Conoces el concepto “Shoppable TV”?

Entre estas, destaca principalmente una, ligada a la televisión. Algo que podríamos haber visto en cualquier película de Hollywood al más puro estilo futurista, pero que parece que llega para quedarse, ¿sabes lo que es el “shoppable TV”?

Pues, ni más, ni menos, que poder comprar el producto que lleva un actor en una serie, en el preciso instante en la que se está viendo. A través de un punto que saldrá encima del producto en cuestión y que se traduce en un QR que lleva directo a la compra, ¿ilusión o realidad?

No tendremos que esperar mucho para verlo, según parece…

Llega el “livestreaming” 

Los directos han cobrado una especial relevancia entre los consumidores, que ya se apuntan citas para ver a su influencer o “streamer” favorito cuando hace una emisión especial.

Algo que tienen en cuenta los grandes expertos, que los aprovechan para presentar colecciones, hablar de productos especiales (de su marca o de firmas con las que colaboran), haciéndolo mucho más cercano para que la gente pueda comprar directamente dando like, dejando un comentario y accediendo al mismo link del producto en cuestión de segundos. Algo así como la “teletienda” de toda la vida, pero en un formato nunca visto, directo y sin interrupciones (un buen ejemplo de ello es @freshlycosmetics, que aprovecha estos canales para presentar sus productos de una manera diferente y más cercana).

✅  5. Cercano y respetuoso: el eCommerce se humaniza

Con todo esto que contábamos anteriormente, las marcas tendrán que facilitar cada vez más la vida a los clientes. Para estar cerca y, con ello, conseguir un notable aumento de ventas. Por ello, cuanto más acercamiento y facilidad exista con el consumidor, mayor probabilidad habrá de que este termine picando, ¿hasta qué punto haremos real eso de “a golpe de click”?

La combinación de entrega de online a “físico” 

Cada vez más, preferimos la comodidad. Las tiendas nos dan esa opción, ¿por qué no aprovecharlo? Compras en un click y te lo entregan en casa casi al día siguiente, ¡más fácil, imposible!

Pero no a todos nos gusta pagar los temidos “gastos de envío” y las tiendas lo saben. Aprovechando el tirón de las entregas en tienda, algunas firmas se han digitalizado aún más instalando dispositivos de entrega automática, para mejorar los tiempos, como es el caso de Zara, pionera en este tema con el “selfservice”… O Fashionalia, que ha implementado un sistema de pantallas digitales en tiendas físicas, en las que utilizar el buscador directamente (de Doofinder ;D )para encontrar productos de forma más sencilla.  ¿Ha llegado la hora del self-service?

Modelos de suscripción

Cada vez más, observamos que muchas marcas ofrecen a sus clientes comprar productos por mensualidades. Bien sea como compra recurrente de algo básico, ofreciendo ayuda en el trámite para que el consumidor no tenga que estar pendiente todos los meses… O también como packs especiales por suscripción, una modalidad cada vez más extendida y claro ejemplo de ello son la “Primor Box” que recientemente ha lanzado Primor o  la variedad de opciones que ofrece Simplr, ¿lo conocías? ¡Esto pisará fuerte en 2022!

Cambios en la publicidad, adiós a las cookies

Seguramente habrás leído por ahí que Google está haciendo una serie de cambios en sus políticas de gestión de cookies.

Básicamente el punto es que no se obtendrá tanta información de los clientes a los que impactas, porque la información se vuelve algo más privada y confidencial. Y, por ello, buscarles para ofrecer productos o descuentos, será una tarea algo diferente.

Esto no es algo que afectará de un día para otro a los eCommerce, pero sí es cierto que la publicidad en redes sociales perderá valor frente a otras opciones. Y, para ello, surgirán nuevas opciones con las que seguir atrayendo a tu público, de eso no te preocupes.

👉 Tendencias eCommerce, ¿qué conclusiones sacamos?

Ya te hemos contado las tendencias eCommerce  que parece se atisban este próximo 2022 que está por llegar. Suena loco, quizás, pero parece ser que aún no lo hemos visto todo y que, realmente, las imágenes tan futuristas que hemos visto en tantas y tantas películas, poco a poco se irán haciendo realidad:

  • Revolución en el perfil de los consumidores
  • Crecimiento de nuevos medios de comercio online
  • Revolución de la Inteligencia Artificial
  • Ampliación de plataformas para “social commerce
  • Cambio en el acercamiento y propuestas al consumido
Aumentar Ventas

Aumentar Ventas

Aumenta tus ventas con el Marketing de Contenidos

Hoy con este post te explicamos cuáles son las ventajas de implantar una estrategia así en tu tienda y cómo diseñar tu plan de acción. Saca papel y bolígrafo que empezamos.

¿Qué es el marketing de contenidos?

Según la Wikipedia, el marketing de contenidos consiste en crear y distribuir contenido relevante para atraer tráfico cualificado y convertirlo en clientes. Cómo es posible que después de leer esta definición te hayas quedado igual, te la desgranamos punto por punto.

  • Contenido: con «contenido» no nos referimos solo a posts, hay muchos más formatos y variantes. Más adelante te enseñaremos varios ejemplos.
  • Relevante: con esta idea nos referimos a que tienen que ser contenidos que interesen a nuestro público objetivo. De ahí el que sea tan importante definir a nuestro buyer persona.
  • Tráfico cualificado: no queremos que a nuestra web se acerque cualquier persona, sino usuarios interesados en nuestros productos y servicios.
  • Convertir en clientes: con los contenidos buscamos el que una visita «fría» que llega a nuestra web establezca una relación con nosotros y se convierta con el tiempo en cliente.

Piensa que cuando una persona llega por primera vez a una web es muy raro que esté dispuesta a comprar algo. Para que puede llegar a ese punto, debemos conseguir que nos conozca y establecer una relación para ganarnos su confianza.

Ventajas de una estrategia de marketing de contenidos

En cualquier negocio (sea online u offline), el objetivo prioritario es siempre generar más ingresos.
Como hemos visto antes, con los contenidos lo que conseguimos es ganar más clientes, pero no es ni de lejos la única ventaja que presenta.

1. No es intrusiva

El marketing tradicional está basado en la interrupción. Solo tienes que pensar en los anuncios de televisión o en los pop-ups que nos asaltan desde Internet.

Con el tiempo esto ha derivado en cierto hartazgo por parte de la audiencia, lo que provocó que fuese necesario idear otra forma de acercarse a nuestro público objetivo.

¿Cómo? Creando contenidos gratuitos que acerquen al usuario de manera voluntaria hasta nuestra web.

2. Viralidad

¿Te imaginas que de golpe miles de personas empezasen a hablar de tu marca?
Pues eso mismo es lo que puedes conseguir si generas un contenido muy atractivo y que llame la atención. Pero cuidado, vigila que siempre que se hable de ti sea en positivo. 😉

3. Frescura y confianza

Para vender por Internet necesitas ganarte la confianza de tu audiencia y para eso, los contenidos son increíbles. No sólo puedes mostrar tus conocimientos acerca de tu sector, sino que también puedes explicar casos de éxito que tengas o historias acerca de tu empresa.

4. Tráfico orgánico

Al crear contenido, podemos conseguir que Google nos posicione por las palabras clave más relevantes de nuestro sector y conseguir atraer visitas desde el buscador.
¿Quieres saber cómo SEOoptimizar tu tienda online? 

5. Visitas cualificadas

De este punto era de lo que hablábamos antes en la definición.
Con una estrategia de marketing de contenidos no queremos atraer tráfico «a secas», sino a personas que tienen interés por nuestros productos (lo que facilitará la venta).

6. Costes reducidos

Sí, el marketing de contenidos es más asequible, pero también requiere de una inversión de dinero (contratar a un redactor) o de tiempo.

Quizás esta frase de Guy Kawasaki te aclare cuando usar marketing de contenidos: «si tienes más dinero que ideas, céntrate en outbound marketing. Si tienes más ideas que dinero, pon tu foco en el inbound marketing».

7. Conversión

La suma de todos los puntos anteriores hará que vendas más. Pero esto no lo decimos solo nosotros, según el informe anual de Hubspot, una estrategia de inbound marketing, de media, puede doblar la conversión de un e-commerce.

Si tu tasa es un de un 4% pasará a un 8%. Sí!!, estamos hablando del doble de ventas.

Cómo plantear una estrategia de marketing de contenidos

Pasamos ya a la parte más práctica del artículo y donde te vamos a enseñar a diseñar tu plan de acción de contenidos.
¡Al lío!

1. Situación actual: ¿dónde estamos?

Aquí nos limitamos a definir el punto del que partimos. Se trata de realizar un análisis de la situación actual o ver qué aspecto queremos mejorar.

En función del momento en el que se encuentra tu negocio, los objetivos que te marcarás serán distintos.
Por ejemplo:

  • Acabas de abrir: te centras en ganar visitas.
  • Ya tienes tráfico: puede empezar una campaña de captación de leads a los que alimentar con correos electrónicos.
  • Aumentar ventas: creas un embudo de ventas con un autoresponder.

Como ves, primero tienes que definir cuál es la meta y en función de ella, marcaremos la estrategia.

2. Objetivos: ¿dónde queremos estar?

Es lo que acabamos de mencionar. Lo primero es fijar cuáles son los objetivos (recuerda que siempre deben ser concretos y medibles).

Te damos más ejemplos:

  • Aumentar la tasa de conversión en un % determinado.
  • Generar X visitas de tráfico orgánico.
  • Alcanzar x suscriptores en el canal de YouTube.

Aunque se suele relacionar al marketing de contenidos solo con la captación de visitas, lo cierto es que también participa en todo lo que tiene que ver con la buyer’s journey o ciclo de compra del cliente.

Nuestros contenidos son los que tienen que demostrar al usuario que nuestros productos son la solución a sus problemas.

3. Buyer persona: ¿a quién nos dirigimos?

¿Quién es tu cliente ideal? ¿Tienes identificados sus hábitos? ¿Cuál es la rutina en su día a día?
Si no sabemos qué necesita nuestro cliente, qué le preocupa o cómo le podemos ayudar, nuestra estrategia de contenidos no tendrá sentido. 

Nuestros contenidos solo serán atractivos para nuestro público si son útiles o les ayudan a resolver un problema que tengan. De ahí la importancia de definir al buyer persona.

4. Tipos de contenido: ¿qué crear?

Sí, como te decíamos antes, hay vida más allá del post tradicional. De hecho, los formatos multimedia están de plena moda en estos momentos.

  • Entradas o posts: como este mismo artículo que ahora lees.
  • Vídeo: para informarse sobre un producto un consumidor prefiere cuatro veces más ver un vídeo que leer un texto. Y la tendencia no para de subir: webinars, streaming, YouTube… Si la pantalla es lo tuyo, no dejes de leer este post sobre video marketing para e-commerce.
  • Podcast: en el artículo sobre cómo crear un podcast te dimos un dato: el 61% de los oyentes que escucharon hablar de un producto en un podcast lo terminaron comprando. Marketing de utilidad: puedes crear una herramienta gratuita útil para tus potenciales compradores. Imagínate que tienes una gato por mascota. Seguro que te interesa una aplicación para controlar sus horarios de comida o una calculadora online para saber cuánto debe comer en función de su peso.
  • Imágenes: ideales para el marketing de contenidos en redes sociales. Prueba a crear unas imágenes sorprendentes de forma fácil con CanvaStencil o Adobe Spark.
  • Email marketing: el correo electrónico es la herramienta ideal para hacer llegar unos contenidos especiales a nuestros suscriptores. Aquí buscaremos reforzar nuestra autoridad o mostrar de forma más clara los beneficios de nuestra propuesta.

Como ves, no todo es escribir. El potencial del vídeo es una realidad más que clara y el podcasting ya es una auténtica revolución en EEUU que no tardará en llegar.

5. Calendario editorial: ¿cuándo y cuánto?

Ahora tienes que fijar la frecuencia con la que producirás contenidos y qué días de la semana publicarás. Sé prudente y empieza con objetivos modestos. Siempre estarás a tiempo de aumentar la periodicidad. En cambio, no mantener una regularidad da mala imagen

Truco: crea un calendario editorial y ten definidos antes los temas de los de qué vas a hablar en cada momento.

4. Canal: ¿cómo hacemos llegar nuestro contenido?

¿En qué redes sociales está tu buyer persona? ¿Prefiere leer o ver vídeos? ¿O quizás corre y le gusta escuchar podcast?
Si te fijas, de nuevo vuelve a aparecer una referencia al público objetivo. Y es que nuestra prioridad siempre tiene que ser satisfacer sus necesidades.

5. Promoción: ¿cómo convertir los contenidos en visitas?

Ya tienes tu contenido y es bueno y valioso. Estás convencido de que aportas mucho valor y que hasta el último de tus potenciales clientes debería leerlo. Pero, ¿cómo lo podemos conseguir?

  • Newsletter: avisa a tus suscriptores de que tienes una nuevo contenido recién salido del horno.
  • Facebook Ads: haz una pequeña campaña muy segmentada hacia tu público objetivo.
  • Redes Sociales: no muevas tus posts solo el día que programas. Usa herramientas como HootsuiteBuffer o Dlvr.
  • Tráfico orgánico: ten una estrategia SEO e intenta posicionar las keywords que más interesen de cara a la conversión
  • Influencers: publica guest post en blogs de referentes de tu sector para llegar también a su audiencia.

Promocionar es tan o más importante que la pura creación de los contenidos. Si no llega nadie a tu blog, lo único que haces es perder tiempo y dinero.

¿Decidido a ganar más clientes gracias al marketing de contenidos?

Crear contenidos es una gran estrategia de captación y conversión de visitas a clientes. De hecho, su poder para fidelizar y conseguir después ventas recurrentes es también poderoso.

Así que si todavía no tienes blog, solo podemos decirte una cosa: ¡Ya estás tardando!

Omnicanalidad

Omnicanalidad

¿Qué es la omnicanalidad en un e-commerce? Cómo llevar la experiencia de cliente a otro nivel

Ponte en la piel del cliente de tu e-commerce:

¿Te gustan las trabas y los problemas al relacionarte con un negocio o prefieres disfrutar de una experiencia de compra cómoda, flexible y sin ataduras a través de cualquier canal?

Es obvio que la segunda, pero esto no significa que siempre sea asequible.
Por eso en este artículo te explicamos el concepto de omnicanalidad en tiendas online. En concreto, nos vamos a centrar en:

  • ¿Qué es?
  • Por qué puede ser un factor diferencial frente tu competencia.
  • Cómo poner en marcha una estrategia omnicanal sin tener que hipotecar el negocio.

Qué es y qué supone la omnicanalidad en e-commerce

Por muy pequeña que sea una tienda online es casi imposible que solo trabaje un canal de ventas.
Además de la web o una tienda física es frecuente utilizar marketplaces como Amazon o tener una tienda en Facebook, cuando no hay una app u otros distribuidores comerciales.
Hasta ahí todo perfecto.
Todos los e-commerce son multicanal, pero ¿son todos omnicanal?

Multicanal VS omnicanal

La omnicanalidad es tener una estrategia trabajada que resulte consistente y amigable para el usuario en cualquiera de los múltiples canales.
Ser multicanal es inevitable, ser omnicanal una obligación.
Si eres capaz de construir una experiencia para el usuario en la que no note a través de qué medio interactua con tu negocio, estarás en el buen camino. Para que esa experiencia sea 100% omnichannel debe cumplir tres condiciones:

  • Ser consistente: eso significa que el mensaje, la respuesta y la experiencia vivida por el cliente son similares en todos los canales.
  • Ser personalizada: en la medida de lo posible la atención debe ser individualizada. Luego veremos cómo se puede lograr, pero el uso de un CRM (Customer relationship management) es de gran ayuda.
  • Ser flexible: debe adaptarse a las necesidades de compra en cada momento, en cada dispositivo y para todos los productos y servicios. Si defines un modelo demasiado rígido muchos usuarios sentirán que no se adapta a ellos y que les haces perder el tiempo.

¿Te parece fácil de lograr?
Antes de hablar de los retos que supone y de conocer unas claves para hacer más fácil la tarea de deleitar al usuario en cualquier canal, vamos con los beneficios.

Ventajas de ofrecer una experiencia multicanal cautivadora

A todo el mundo le gusta que le traten bien, ¿verdad?
La omnicanalidad aporta al cliente una sensación de profesionalidad que le hace sentir especial y lo fideliza. 😉
La personalización es una de las claves para conseguirlo; pequeños detalles que hacen la diferencia.
Puede que lo entiendas mejor con un ejemplo inverso.
Seguro que te ha pasado alguna vez que tras un problema con tu móvil, tu tarifa o facturación; te ha tocado llamar al número de atención al cliente de tu operador. La típica llamada para la que sabes que vas a necesitar una dosis extra de paciencia.
Cuando, tras siete minutos, consigues hablar con el primer ser humano real, ya le has explicado a dos robots contestador tu problema. El primer agente que te atiende no sabe nada de tu problema, por lo que de nuevo le explicas la situación.
Es muy posible que esa persona no te lo pueda resolver, así que te pasa con un compañero. Cuando el nuevo agente descuelga esperas que haya sido mínimamente informado de lo que sucede, pero no, otra vez tienes que contarle que te han cobrado mal o que llevas dos días sin conexión.
Al final has tenido que explicar lo mismo seis veces, lo que arruina totalmente la experiencia como cliente. Y todo esto sin mencionar los ratitos de musiquita.
Cada canal a través del cual has interactuado con la compañía ha sido independiente del otro, por lo que has tenido que partir de cero en cada ocasión. Eso es lo que trata de evitar una estrategia omnicanal.
Pero no es sencillo, vamos a ver por qué.

Los recursos, el principal obstáculo a la omnicanalidad

Tener una estrategia transversal y personalizada que llene tu e-commerce de clientes satisfechos suena muy bonito, incluso demasiado.
Como bien sabrás del papel a la realidad hay un amplio trecho. En este caso el consumo de recursos es la principal piedra que te encontrarás en el camino.
¿Podría explicarle un agente al otro qué sucede antes de desviar la llamada? Seguro que sí, pero perdería tiempo en atender nuevas llamadas.

Asignar recursos extra lo solucionaría, pero no siempre es una posibilidad.

Del mismo modo tu tienda online podría tener…

  • Un chat para atender las dudas del cliente que ya te ha consultado por el messenger de Facebook.
  • Un gestor de clientes superprofesional que se vincule con tu herramienta de email marketing.
  • Y todo ello con un bot por el medio que canalizara el contacto al lugar más adecuado.

Espera, que hay más.

  • Si tienes tienda física puedes ofrecer la opción de click and collect para que el cliente compre en la tienda online y pase a recoger el producto.
  • Incluso puedes permitir las devoluciones a través de cualquier canal (devolver en tienda lo comprado en e-commerce y al revés).

La experiencia del cliente no se resiente por usar uno u otro canal, pero eso tiene un altísimo precio en recursos.

La omnicanalidad plena tiene un alto coste que no siempre se puede asumir, pero cualquier detalle, por pequeño que sea, es agradecido por la clientela.

Estas son algunas ideas para empezar a mutar tu estrategia hacia la omnicanalidad.

Cómo aplicar la omnicanalidad en tiendas online

Vamos a partir de la base de que solo tienes un e-commerce y no tienda a pie de calle.
Si fuera así la estrategia, como ya hemos comentado, incluiría acciones más complejas y nos tocaría hablar de showrooming (probar en tienda y comprar online) o webrooming (mirar online y comprar en tienda).
Estas son algunas ideas que te podría interesar implementar:

1. Lista de deseos

Aunque la mayoría del tráfico de tu e-commerce sea móvil, todavía mucha gente mira primero con el teléfono para luego comprar con el ordenador.
Otra situación habitual es que alguien ve un producto que le interesa, pero en ese momento no quiere o puede comprarlo.
Para evitar que se le «olvide» que nos quería comprar le ofrecemos incluir el artículo en una lista de productos deseados. Así podrá ver la wishlist y completar la compra desde cualquier dispositivo en cualquier momento.
También puedes ofrecer seguimiento del precio por email, lo que le conectaría a un nuevo canal: email marketing.

2. Vistos recientemente

Aunque a veces se ponga en entredicho el uso de cookies en los navegadores, como webmasters de tiendas online podemos extraer mucho jugo de ahí.
Gracias a las cookies podemos mostrarle al visitante los últimos productos que ha visitado. Seguro que has visto cómo lo hace Amazon, que tiene una home dinámica mostrando artículos visitados o relacionados con estos.
Lo mejor es que, mientras tengas la sesión abierta, da igual que te conectes desde el móvil, una tablet, el ordenador del trabajo o el de casa, la experiencia es 100% omnicanal.

3. Configuración personalizada de las búsquedas

Si un usuario siempre busca zapatos del número 42 podrías configurar las búsquedas para que por defecto le muestre esas tallas en primer lugar.
Eso facilitaría su navegación, ¿no crees?
No solo se trata de búsquedas y productos, la tecnología ya permite medir y trackear todas las interacciones que realiza un usuario para extraer conclusiones y ofrecer contenido a medida.

4. CRM

Piensa en los posibles puntos de contacto que tiene un cliente con tu marca:

  • Email.
  • Formulario de contacto en la web.
  • Mensaje directo en Twitter o Instagram.
  • Facebook Messenger.
  • Post o mención en cualquier red social.
  • Teléfono o Whatsapp.
  • Live Chat en la página.

La lista puede alargarse mucho más y mientras más posibilidades ofrezcas, más se complica la omnicanalidad. Por suerte, es posible integrar todos esos contactos en un solo lugar gracias a un gestor de relaciones con clientes.
Un CRM bebe de las distintas fuentes de contacto de los usuarios de forma que no sea una odisea saber en qué punto está la relación con una persona.
Hay opciones muy variadas y para todos los presupuestos, así que si no quieres invertir demasiado no tendrás problema.

5. Información contextual

No todos tus clientes están en el mismo lugar a la misma hora. Lo maravilloso de un e-commerce es que puedes tener visitas en distintos husos horarios. Está 24 horas abierta.

La información contextual son esos datos externos propios de cada zona que pueden afectar al comportamiento de compra.

Por ejemplo, no deberías mandar tu newsletter a la misma hora a todo el mundo. No solo la hora y la ubicación, sino el clima, la época del año o circunstancias puntuales pueden tenerse en cuenta. En móvil la geolocalización juega a tu favor.
Una oferta consistente que tenga en cuenta otros aspectos que parecen menores es un gran ejemplo de omnicanalidad.

¿Es la omnicanalidad imprescindible para cualquier negocio online?

Sí, pero con matizaciones.
Es lógico que a la Fnac o a Amazon les preocupe e inviertan dinerales en ir al máximo detalle en cada punto de interacción con el usuario.
Es otra liga, no te preocupes, asumir tus limitaciones no es un problema. Siempre hay algo que hacer para generar sensación de profesionalidad y mejorar las ventas.
Echa un vistazo a tu competencia.

  • Simula una compra.
  • Ponte en contacto con ellos por diferentes medios.
  • Navega su web con diferentes dispositivos.
  • ¿Cómo lo están haciendo?
  • ¿Puede mejorarse?

Ser omnicanal no es meterse en casa de tu cliente, es hacer de la conversación marca-cliente algo bidireccional, con solo dos interlocutores, no uno por cada punto de contacto.

Inbound Marketing

Inbound Marketing

Inbound Marketing: la estrategia más efectiva para atraer clientes que te compren una y otra vez

¿Enciendes la televisión y te aburre el ver que no paran de salir anuncios? El inbound marketing tiene la respuesta.
Te aseguramos que no eres el único al que le ocurre eso y que termina navegando en Internet buscando otro tipo de contenidos más interesantes.
Y es que esa es la tendencia. Los consumidores han dicho basta y quieren interactuar con las marcas de otra manera.
¿Cómo?: inbound marketing
Cuidado que hoy conocerás una estrategia que te ayudará a fidelizar a tus clientes para que se conviertan en auténticos evangelizadores de tu marca.
¡Allá vamos!

¿Qué es el inbound marketing?

Empecemos con una definición.
Según Hubspotel Inbound Marketing es una estrategia que se enfoca en  crear contenido de calidad para atraer tráfico cualificado. Su objetivo es convertir todo este tráfico en clientes fieles a nuestra marca.
¿En qué nos tenemos que fijar de esta definición?

  • Atraer: no perseguimos al cliente como se hace en el marketing tradicional (lo veremos más adelante). El usuario se acerca de forma voluntaria.
  • Tráfico cualificado: tus contenidos deben enfocarse a tu público objetivo y no en general. De ahí la importancia de definir al buyer persona.
  • Convertir en clientes fieles: no nos quedamos en la atracción, seguiremos generando contenidos que hagan que el usuario se convierta en lead y luego en cliente (avanza por nuestro embudo de ventas).

Ahora puede ser que te hayan surgido dudas, pero no te preocupes porque a lo largo del post iremos viendo cada punto.

Inbound marketing VS outbound marketing

La estrategia opuesta al inbound es el outbound marketing (la manera tradicional de promocionar productos y servicios).
Nos referimos a anuncios en prensa, televisión, banners, pop-ups… son impactos publicitarios no esperados que pugnan por una porción de la tarta de tu atención. A menudo, sin muchos miramientos.
En cambio, el inbound se centra en atraer al cliente gracias a los contenidos.
¿Qué conseguimos con esto?
Una cambio radical en la actitud del usuario hacia nuestra marca. En vez de ser algo molesto, nos convertimos en alguien útil para nuestro cliente.

Ventajas y desventajas del inbound marketing para eCommerce

Además de unas mayores ventas finales, aplicar una estrategia de inbound marketing te traerá otra serie de beneficios.

Ventajas

  • Autoridad: ya lo comentamos en el post del marketing de contenidos, crear contenidos sobre tu temática te da autoridad.
  • Ahorra dinero: es mucho más rentable que el marketing tradicional. Se calcula que los leads de inbound cuestan un 60% menos que los de marketing de interrupción.
  • Caer bien: en inbound no hablamos del producto, sino de la persona y sus necesidades. Esto hace que nos vean con mejores ojos que si  intentamos vender directamente.
  • Tráfico cualificado: atraemos a usuarios que tienen un interés inicial en tu producto. Esto hace que se dispare la conversión.

Desventajas

  • Consumidores heterogéneos: en Internet tenemos el reto de hacer llegar cuanto antes al cliente al producto que busca. ¿Cómo? Mejorando la arquitectura web y la navegabilidad o incorporando un buscador interno.
  • Diferentes productos: en tu eCommerce puedes tener productos de compra impulsiva y otros que requieren más reflexión. Saber el ciclo de venta de cada uno e integrarlo en la estrategia es un verdadero reto.
  • No siempre se puede educar al cliente: hay sectores en los que el proceso es más complicado.
  • Exceso de segmentación: a veces corremos el riesgo de querer acercarnos tanto a un perfil, que podemos perder en el camino a posibles clientes.

Cómo plantear una estrategia de inbound marketing

Una estrategia de inbound marketing puede dividirse en 5 etapas. Vemos una por una.

1. Atracción con contenido

En este post, te explicamos en profundidad cómo desarrollar una estrategia de marketing de contenidos. Por eso ahora nos vamos a centrar solo en lo más importante.

  • Buyer persona: tus contenidos solo funcionarán si son atractivos para tu público objetivo, por eso debes esforzarte en conocer sus problemas y necesidades. Si no sabes cómo definirlo, echa un ojo a este post.
  • Formato: no solo existe el texto, también tienes vídeos, podcasts, imágenes,
  • Calendario editorial: fija una frecuencia y cuándo publicarás.

Además de la creación de contenidos, existen otras estrategias para captar tráfico.

  • SEO: posicionamiento orgánico en buscadores. Echa un ojo a nuestra guía SEO para eCommerce.
  • Redes sociales: comparte contenido interesante para tu audiencia en las redes sociales para luego dirigirlos hacia tu web.

Una vez que la persona está en nuestra web, seguimos haciendo que avance por nuestro embudo de ventas.

2. De visita a suscriptor (lead)

La 2ª fase consiste en convertir a esa visita en suscriptor (también llamado lead).
Para conseguir su email, le ofrecemos a cambio un ebook, un curso o incluso una prueba de nuestros servicios. Hay 2 formas de plantear estos regalos.

  • Lead magnet («imán para captar leads»): si tienes, por ejemplo, un eCommerce de comida para perros, un buen lead magnet sería una «guía de alimentación canina para principiantes».
  • Content upgrade: es un contenido extra que complementa el original. En el mismo caso, si has escrito un artículo sobre «la mejor hora para dar de comer a tu perro», el content upgrade podría ser un calendario descargable para marcar las horas. También es muy útil para crear una lista segmentada.

Desde ahora, el email será nuestro principal medio de contacto y lo que nos permitirá pasar a la 3ª fase de la estrategia de inbound marketing.

3. Educación del lead

Aquí hay 2 fases. La 1ª es para determinar hasta qué punto el usuario está preparado para comprar. En cambio, en la 2ª, le encaminamos hacia ello con unos contenidos especiales.

A. Lead scoring

El primer paso cuando tenemos un nuevo contacto es determinar cómo está de «caliente» de cara a comprar (el lead scoring).
La temperatura del lead depende de muchos factores:

  • La fuente de tráfico.
  • El precio.
  • La autoridad de marca.

Si tu eCommerce es pequeño o estás empezando, no hace falta que te preocupes demasiado por esto, en lo que debes centrarte es en lo que viene ahora.

B. Lead nurturing

Es el proceso de educar, cultivar y alimentar (es la traducción literal de nurturing) al potencial cliente captado.
Lo habitual es hacerlo de forma automatizada a través de un autoresponder (una secuencia de emails programada que el usuario va recibiendo poco a poco).
La clave es que los contenidos que mandemos ahora sean acordes con la temperatura del lead. Te ponemos ejemplos:

  • Lead frío: mandamos contenidos más genéricos para que el cliente vea las soluciones que tiene a su disposición. Empieza a detectar necesidades.
  • Leas más caliente: es consciente de sus problemas y está evaluando posibles soluciones. Aquí mandamos casos de éxito, estadísticas o estudios que refuercen a nuestro productos como respuesta a lo que necesita.

Según la manera de interactuar del usuario con los correos, iremos mandándole los contenidos más apropiados para que siga avanzando por el embudo.

4. Venta del producto o servicio

Si ya has pensado, «vale, ¿pero cuándo vendo?», este es el apartado que estabas buscando.
En uno de los últimos emails de la secuencia enviaremos un email de venta sobre un producto o servicio. Lo más normal es que sea un descuento, aunque también puede ser un regalo extra.
Es muy importante que pongas una fecha límite a la oferta para generar sensación de urgencia. El cliente, al pensar que pierde una oportunidad, sentirá más impulso por comprar.
Además de este email de oferta, al menos enviaremos otro de recordatorio para indicar que el tiempo se acaba.

5. De cliente único a cliente habitual

Ahora es el momento de rematar la faena, nuestro trabajo no acaba con la venta.
Tu objetivo ahora tiene que ser mandarle más información valiosa para que saque más partido a lo que ha comprado. En este punto también es muy importante que cuides la atención posventa.

Herramientas de inbound marketing para eCommerce

Para cada parte del embudo utilizaremos herramientas diferentes, no obstante, vamos a tratar de agruparlas:

1. Atracción

Como vimos antes aquí puedes usar distintas estrategias de captación. Te damos herramientas para cada una.

  • Redactor externo: si no quieres crear tú el contenido puedes contratar a una persona que lo haga por ti.
  • Automatización de redes sociales: para que muevan tu contenido automáticamente: BufferHootsuite y Postcron
  • Publicidad: Facebook Ads, Twitter Ads o Google Adwords serán tus aliadas para atraer tráfico a tu eCommerce.
  • SEO: para encontrar palabras clave tienes Ubersuggest, Hypersuggest o Semrush.

Si te decides a escribir tú tus propios contenidos, una herramienta muy buena para encontrar ideas de post es Buzzsumo.

2. Maduración

Aquí entran en juego las herramientas de email marketing.
En este artículo ya te hablamos de cómo MailchimpActive CampaingGetResponse o MailRelay pueden ayudarte.

3. Venta

Necesitarás alguna herramienta para generar la sensación de posible oportunidad perdida.
Si utilizas WordPress puedes utilizar Page Expiration Robot, un plugin para generar scarcity que acompañe a la llamada a la acción.
También hay herramientas de email marketing que te permiten mandar un email automático cuando una persona abandona su carrito. Por ejemplo, Active Campaign.

7 ejemplos de empresas que están aplicando el inbound marketing (y qué puedes aprender de ellas)

1. We Are Knitters: videotutoriales donde te enseñan a utilizar su producto

Es probable que ahora mismo estés pensando algo como:

«Está muy bien esto del inbound y de atraer a los usuarios, pero es que los productos que yo vendo son demasiado simples como para hacer contenidos».

¿Seguro? Lo mismo con este ejemplo de We Are Knitters cambias de idea. 😉

We Are Knitters es una tienda online que solo vende dos cosas: ovillos de lana y agujas para tejer. Pero ese catálogo tan sencillo no les ha impedido tener una audiencia de casi 40.000 suscriptores en YouTube.

Su estrategia consiste en ofrecer tutoriales donde enseñan distintas técnicas para tejer, patrones, etc.

Aquí puedes ver un ejemplo de uno de sus vídeos.

✅ 2. GoPro: contenidos generados por sus propios clientes

GoPro es una empresa que también ha recurrido al videomarketing como una vía para atraer potenciales clientes.

Pero lo hace con un enfoque distinto al que vimos antes.

En lugar de crear ellos mismos los contenidos, su canal de YouTube está lleno de grabaciones de los propios usuarios a los que simplemente les han aplicado algunas mejoras de edición, como en este ejemplo.

Así involucran a su comunidad y al mismo tiempo utilizan esos vídeos como prueba social de que su producto funciona.

Una forma sencilla de adaptar esta estrategia a tu eCommerce sería incentivar a tus seguidores para que compartan fotos o vídeos utilizando tus productos.

De hecho, esta fórmula de contenido generado por el usuario se viene utilizando desde hace mucho en sectores como el de la moda.

✅ 3. Mr. Wonderful: publicaciones que divierten y conectan

Mr. Wonderful es una startup que nació en España en 2013 y que desde entonces ha tenido un crecimiento espectacular.

En gran medida eso ha sido gracias a su carismática imagen de marca. Pero la estrategia de contenidos que siguen en redes también ha tenido mucho que ver. 😉

Esta empresa entendió muy bien que las redes sociales son un espacio en el que entramos para entretenernos.

Y por eso la mitad de sus posts no tienen intención de venta sino que son simplemente frases motivadoras e ilustraciones graciosas, que en muchos casos se han acabado haciendo virales.

¿El resultado?

No solo ha conseguido crear una fuerte conexión con sus seguidores, sino que a día de hoy se ha expandido a nivel internacional y tiene puntos de venta en todo el mundo.

✅ 4. Lucky Brand: un lead magnet con descuento

Un lead magnet es ese «regalo» que les haces a las visitas que llegan hasta tu web a cambio de que te dejen su email (y así pasen a ser tus suscriptores).

En la mayoría de los casos el lead magnet es un ebook o un contenido educativo de algún tipo.

Sin embargo, muchas tiendas online han optado por una estrategia más directa ofreciendo un pequeño descuento.

Por ejemplo este es el caso de la marca de ropa Lucky Brand.

Nada más entrar a la página te salta un pop-up en el que te ofrecen un 10% de descuento a cambio de suscribirte a su newsletter.

Así no solo consiguen que te suscribas, sino que es mucho más probable que acabes haciendo una compra con tal de no desaprovechar ese cupón.

✅ 5. Bespoke Post: segmentar suscriptores desde el primer email

¿Qué pasa una vez que una persona se ha suscrito a tu lista de email?

Pues que llega el momento de segmentarlo. 😉

El lead scoring o segmentación de clientes potenciales es una de las patas del inbound marketing. Su objetivo es que cada uno de tus suscriptores reciba el contenido que más le interesa para conseguir que avance por el embudo de venta.

Por ejemplo, así es como lo hace Bespoke Post, una web que te envía mensualmente una caja con productos sorpresa:

Tras suscribirte a su lista, recibes este email en el que te piden que configures tus preferencias.

En tu tienda online puedes aplicar el mismo sistema para que tus seguidores elijan sobre qué tipos de producto quieren recibir ofertas y contenidos.

✅ 6. Sephora: consejos para mejorar tu look (y conseguir que te mueras de ganas de comprar)

Muchas tiendas online dominan el concepto de la captación.

Publican contenidos de mucha calidad y les ofrecen a sus usuarios lead magnets irresistibles con los que consiguen que se suscriban a su lista de email marketing.

Pero después de eso se atascan.

Su lista crece, pero no consiguen que esos clientes potenciales pasen a hacer una compra.

En muchos casos el motivo es que se centran únicamente en vender y olvidan un paso fundamental: el lead nurturing o cualificación de clientes potenciales.

Es decir, ofrecerles a tus suscriptores contenidos útiles para ganarte su confianza y que sientan deseos de adquirir tus productos.

Las newsletters de Sephora son un buen ejemplo de este proceso:

Aunque hay una pequeña parte de venta, el contenido central del correo es un tutorial que les ofrecen a sus suscriptoras con trucos de maquillaje.

✅ 7. Starbucks Rewards: fidelización para que vuelvas a por un café más

Recuerda que en una estrategia de inbound marketing, la venta no es la meta.

Una vez has conseguido que una persona se convierta en un cliente tienes que asegurarte de que tenga ganas de volver a comprarte una y otra vez.

Es decir, tienes que fidelizarlo.

Y para eso una estrategia clásica son los programas de fidelización.

Como ejemplo tienes Starbucks Rewards, el sistema de puntos de la famosa marca de cafeterías.

Una vez que se han dado de alta, los usuarios van ganando puntos a medida que hacen consumiciones, pero también participando en juegos y concursos que hace la marca en sus redes y en su app móvil (lo cual además es un buen ejemplo de omnicanalidad).

Cada cierto tiempo, los usuarios reciben un email como este recordándoles cuántos puntos tienen acumulados:

En el fondo es como el típico sistema de puntos de cualquier tienda física, pero que sigue funcionando de maravilla para fidelizar a tus clientes.

En caso que quieras conocer más sobre nuestras soluciones en estrategia digital, contactanos y un asesor se pondrá en contacto con vos.

Te invitamos a que participes de los seminarios empresariales gratuitos para PYMES donde hablamos de estos temas y varios más relacionados a estrategias digitales.

Primeros pasos a seguir para tener un E-Commerce exitoso

Primeros pasos a seguir para tener un E-Commerce exitoso

Concepto de e-commerce: qué es

El e-commerce o comercio electrónico, según la definición de Wikipedia es…

Un sistema de compra y venta de productos y servicios que utiliza Internet como medio principal de intercambio.

En otras palabras, se trata de un comercio que gestiona los cobros y pagos a través de medios electrónicos.

Diferencias entre e-commerce y e-business

El concepto de e-commerce se confunde con regularidad con el de e-business, aunque en realidad no tienen nada que ver.
El e-commerce solo se refiere a la transacción de bienes y servicios entre un comprador y un vendedor, mientras que el e-business hace referencia a todo el proceso completo que hay que llevar a cabo para gestionar un negocio online.
Dentro del e-business, por ejemplo, está:

El concepto de e-business es más amplio que el de e-commerce y, de hecho, el e-commerce forma parte de él al ser un tipo de modelo de negocio.

Formas de comercio electrónico

El mundo del e-commerce es muy amplio y se pueden encontrar muchos tipos distintos de modelos.
Vamos a hacer 2 clasificaciones:

  • Una más global en función de quién vende y quién compra.
  • Otra con diferentes «modelos» de e-commerce.

Vamos a ello.

1. Según el perfil comercial

Cada negocio tiene un tipo de cliente al que se dirige, y en función de ello podemos clasificarlos:

  • B2B (Business-to-Business): empresas cuyos clientes finales son otras empresas u organizaciones. Un ejemplo podría ser una tienda de venta de materiales de construcción que se dirige a interioristas o arquitectos.
  • B2C (Business-to-Consumer): empresas que venden de manera directa a los consumidores finales del producto o servicio. Es el más habitual y hay miles de ejemplos de tiendas de moda, zapatos, electrónica, etc.
  • C2B (Consumer-to-Business): portales en los que los consumidores publican un producto o servicio y las empresas pujan por ellos. Son los clásicos portales de empleo freelance como Freelancer, Twago, Nubelo o Adtriboo.
  • C2C (Consumer-to-Consumer): empresa que facilita la venta de productos de unos consumidores a otros. El ejemplo más claro sería el de eBay, Wallapop o cualquier otro portal de venta de 2º mano.

Además de estas formas de comercio electrónico, existen otras menos populares como la G2C (Goverment-to-Consumer), C2G (Consumer-to-Goverment) o B2E (Business-to-Employer).
Como puedes ver, el comercio electrónico va mucho más allá de ser únicamente una simple compra y venta de productos en una tienda.

2. Según el modelo de negocio

El sector online todavía es un sector poco maduro. Los cambios tecnológicos son constantes y los nuevos negocios online que surgen atienden las nuevas necesidades creadas.
Dependiendo de cómo se generen los ingresos o de cómo se lleve a cabo el intercambio entre comprador y vendedor, se pueden dividir en:

  • Tienda online con productos propio: lo primero que se te habrá venido a la mente al hablar de e-commerce. Las mismas características que una tienda física pero en versión online. Ejemplo: Bebitus.com
  • Dropshipping: a priori, para el cliente, todo parece igual que un e-commerce normal. La diferencia es que el vendedor no envía el producto, sino que es un tercero el que lo hace. Para saber más puedes leer nuestra guía para encontrar proveedores de dropshipping.
  • E-commerce de afiliación: un paso más atrás en el proceso de compra están los negocios de afiliación. En este caso la tienda no solo no envía el producto, sino que el cierre de la venta no se hace en su plataforma. Lo que hace es referir al cliente a otra tienda, que le paga una comisión al confirmarse la venta. Es muy frecuente la afiliación con Amazon. Ejemplo: Biodegradable.es. Si estos modelos te interesan, lee este post específico sobre marketing de afiliación y este otro sobre la venta sin stock.
  • Membresía: este tipo de e-commerce busca compras recurrentes. La forma de conseguirlo es con una suscripción periódica (semanal, mensual, bimensual, etc). Este tipo de membresías se están poniendo de moda con las llamadas «cajas sorpresa». Consiste en un caja que se envía cada mes con productos, por ejemplo, una caja mensual con cervezas artesanales. En lugar de vender una sola vez el producto, se ofrece la posibilidad de recibirlo con una determinada frecuencia. Ejemplo: Manolitoandco.com
  • Marketplace: un marketplace es una tienda de tiendas. Es una web donde diferentes vendedores ofrecen sus productos de una o varias temáticas. Amazon también es un ejemplo de marketplace. Aunque también funcione como e-commerce normal, cualquiera puede vender en su plataforma a cambio de una suculenta comisión para el señor Bezos.
  • Servicios: un negocio de comercio electrónico no solo tiene que ser para vender artículos. Formación, consultorías, mentorías o cualquier intercambio de tiempo por dinero es una opción muy viable para empezar sin riesgo.

En caso que quieras conocer más sobre nuestras soluciones en estrategia digital, contactanos y un asesor se pondrá en contacto con vos.

Te invitamos a que participes de los seminarios empresariales gratuitos para PYMES donde hablamos de estos temas y varios más relacionados a estrategias digitales.

Abrir chat