KPIs para eCommerce: Indicadores para optimizar tu estrategia y vender

KPIs para eCommerce: Indicadores para optimizar tu estrategia y vender

Y no te falta razón. Lo cierto es que sobre los KPIs para eCommerce (key performance indicators o dicho en cristiano, indicadores clave que te dicen cómo estás haciendo las cosas) han corrido ríos de tinta (vale, se han encendido billones de píxels), pero en general de forma bastante oscura y poco accesible para el profano que tiene una tienda de e-commerce y quiere saber en qué tiene que fijarse.  Lo primero, aclaremos los términos. Demasiadas veces confundimos métricas con KPIs.

KPIs Vs Métricas

Si hablamos de métricas, nos referimos simplemente a datos. A números que obtenemos de una herramienta como puede ser Google Analytics, si hablamos de una web, o cualquiera de las herramientas de seguimiento de redes sociales, además de los datos que nos dan las propias redes (por ejemplo, nº de seguidores en Twitter, nº de RTs, de menciones….). Todo eso son métricas, datos en bruto, algunos de los cuales podemos utilizar como KPIs si nos interesa, pero no todos.

En general, los KPIs suelen ser producto de operaciones matemáticas a partir de las métricas. Aunque hay herramientas que pueden calcularlos por ti, si tu presupuesto es limitado o no quieres romperte la cabeza probando qué herramienta se adapta a lo que necesitas, muchos de ellos tendrás que elaborarlos tú mismo tirando de hoja de cálculo.

Si no tienes estrategia, no necesitas KPIs para eCommerce

Tan sencillo como eso: Los KPIs son indicadores de cumplimiento de objetivos estratégicos. Por tanto, si no has definido previamente cuáles son tus objetivos, difícilmente vas a dar con los KPIs para eCommerce adecuados para saber si vas camino de cumplirlos o no. De hecho, un fenómeno muy habitual es el exceso de información.

Manejar muchos datos pero no ser capaz de extraer conclusiones de ellos, porque no tienes claro qué es lo que quieres conseguir. Así que primero tómate tu tiempo en definir cuál es tu estrategia y cuáles tus objetivos, tanto si hablamos de tu negocio en general como si se trata de una acción o promoción en concreto.

Cuidado: «quiero vender más» no es una estrategia. Es empezar la casa por el tejado. Las ventas son el resultado de un proceso que tiene muchas etapas, y es ahí donde debes actuar, en cada una de esas etapas, tomando decisiones cuyo resultado final será un nivel de ventas determinado. Y en cada una de esas etapas tienes que tener un indicador que te diga si estás cumpliendo lo que te proponías o no.

Esa es la utilidad real de los KPIs, convertirse en un cuadro de mandos de tu negocio, al igual que un coche no nos informa sólo de la velocidad a la que vamos, sino que tiene multitud de indicadores y luces rojas que se encienden si algo va mal, porque los sensores que captan los datos le dicen al cerebro electrónico del coche que algo no funciona y éste responde encendiendo una luz roja en el panel de instrumentos.

Los KPIs son las luces rojas de tu negocio.

8 KPIs para eCommerce

Vaya por delante que la definición de los KPIs adecuados depende, como ya he dicho antes, de tu estrategia concreta. No obstante, podemos clasificar los más habituales en relación con los aspectos que se quieren medir Aquí van algunos ejemplos (no están todos los posibles, no soy tan atrevido, pero te haces una idea)

1. KPIs Relacionados con el esfuerzo inversor

Dado que captar clientes cuesta dinero, podemos poner en relación la inversión que realizamos en marketing con el resultado final o con diferentes partes del proceso:

Coste por lead

Los leads no son las visitas brutas a tu web, sino aquéllas que has tenido que «pescar» en las redes sociales, a través del e-mail marketing, en un blog o en sitios de terceros. Toda esa información la tienes gratis en Google Analytics y puedes ponerla en relación con lo que has invertido en ese esfuerzo de «pesca».

Performance publicitaria

Lo importante de las acciones meramente publicitarias no es cuántos clics te generan, sino cuántos de esos clics llegan a ser ventas. Un KPI en este caso podría ser el % resultado de dividir el coste total de una campaña entre las ventas atribuibles a esa campaña en concreto. Así podrás saber la rentabilidad (el famoso ROI o Return of Investment) que esas campañas te generan y lo que te cuesta conseguir una venta. Esto es muy útil a la hora de comparar la efectividad de distintos tipos de campaña o hacer pruebas A/B

2. KPIs relacionados con el comportamiento del usuario en la web

Para que las ventas lleguen es necesario que una parte significativa de los usuarios completen el proceso de ventas. Introducir criterios de medición mediante KPIs en puntos claves del proceso (el famoso funnel -embudo- de ventas/conversiones) puede ayudarte mucho para saber qué partes de tu tienda de eCommerce están cumpliendo con los objetivos prefijados y dónde debes actuar.

Ratio de conversiones

Es el % de visitas que acaban convirtiéndose en ventas. Nos da información sobre todo el proceso en su conjunto- Es uno de los KPIs recurrentes en cualquier análisis, pero, aunque es muy útil, no nos da información sobre en qué partes del proceso se producen los abandonos de los potenciales clientes. Es más útil si realizamos un desglose del % de conversiones según la fuente de procedencia de las visitas, ya que nos dirá en qué canales somos más eficaces.

Tasa de rebote

Un caso de una métrica que se obtiene directamente de Analytics y que puede usarse como KPI. Mide el porcentaje de abandonos en la página de inicio sin realizar ninguna interacción con la web. Es un buen indicador de la eficacia de dicha página para retener a las visitas, así como nos indica si los «call to action» de esta página están siendo eficaces.

Valor medio de la compra

Total de compras de un periodo dividido por el número de compradores. Nos da información sobre la rentabilidad (si lo combinamos con el coste por lead o la performance publicitaria) así como si estamos o no cerca del objetivo de ventas por cliente que nos hemos marcado.

Ratio de recurrencia

Nos informa del % de visitantes que no son nuevos, sino que ya visitaron la web antes. Si lo desglosamos por canales de procedencia de las visitas es un buen indicador del grado de fidelización que estamos consiguiendo.

Carritos abandonados

El % de carritos de la compra abandonados y ventas no completadas nos dice si algo falla en el proceso de checkout, además de indicarnos en qué productos se produce con más frecuencia el abandono. Esto último puede darnos pistas acerca del grado de competitividad de nuestros productos comparados con la competencia, o si estamos abusando de los gastos de envío.

Tasas de abandono en cada página de la web

Saber en qué punto los clientes abandonan es fundamental para poder ponerle remedio.

… y muchos más KPIs para eCommerce

Podríamos incluir muchos KPIs para eCommerce más, relacionados con la actividad en redes sociales, la reputación online o el atractivo de la marca, entre otras muchas cosas. Lo anterior sólo vale como ejemplo, ya que el diseño de los KPIs debe ser personalizado en función de cada negocio y sus particularidades.

Lo importante es que antes de lanzarse a medir hay que tener claro qué se quiere medir, por qué se mide y, lo más importante, qué acciones vamos a tomar en función de lo que los indicadores nos digan. Y no nos olvidemos de que un KPI aislado no nos dice mucho.

Es importante que sepamos poner en relación unos con otros y observar la evolución temporal en función de las acciones correctoras que hayamos tomado en cada caso.

Se trata, en definitiva, de diseñar un cuadro de mandos a partir de nuestros objetivos, que debemos actualizar y revisar como mínimo cada mes. Lo ideal: tener una aplicación que nos calcule automáticamente los KPIs para eCommerce que queramos (muchos CRM y ERP lo permiten) pero esto suele ser costoso, tanto económicamente como en tiempo de implementación.

A veces una hoja de Excel es más que suficiente para comenzar con un pequeño negocio.

¿Aún no utilizas las conversiones mejoradas? ¡En One Page Agency te ayudamos! Escríbenos en  [email protected] y te ayudaremos a llevar tu estrategia digital al siguiente nivel. 

Cómo implementar el CRO para optimizar la conversión web

Cómo implementar el CRO para optimizar la conversión web

Para cualquier eCommerce o tienda, mantener una alta tasa de conversión es una de sus principales preocupaciones. Ya que esto significa mayores ganancias y un mayor crecimiento para su negocio. 

En este sentido, la tasa de conversión, está estrechamente ligada al tráfico web, sin embargo, tener un gran tráfico no significa necesariamente alcanzar buenas tasas de conversión. Pero, si bien es importante ampliar la audiencia y la entrada de clientes a nuestro sitio, si no contamos con una web optimizada este tráfico puede perderse y generar una tasa de conversión más baja. Por ello es fundamental implementar estrategias de CRO u Optimización de tasa de conversión.

Qué es el CRO

Cuando hablamos de CRO nos referimos a un conjunto de técnicas y herramientas que contribuyen a mejorar las conversiones en el sitio web, a partir de su presente flujo de tráfico. Es decir, se encarga de mejorar la gestión de las conversiones dentro del sitio web, a partir de los clientes o el tráfico con el que ya cuenta el mismo, sin buscar generar una mayor entrada de tráfico en el momento.

De esta manera, se trabaja en un modelo que antepone la calidad del consumo frente a la cantidad de consumidores, abogando por tener consumidores interesados en comprar y regresar, en vez de solo ir captando cada vez más consumidores que puede no lleguen a concretar las compras. Como un ejemplo, si nuestro sitio web cuenta con un tráfico de 500 personas, pero su conversión es de apenas el 1% (5 personas), al implementar una estrategia de CRO se esperaría que la conversión doblara. Es decir, luego de incorporar estas técnicas, la tasa se incrementaría a un 2% (10 personas).

Si hablamos del tráfico, es importante tener en cuenta los diferentes canales, ya sean estos de pago u orgánicos. Por lo tanto, es necesario el control de herramientas de SEO, Facebook Ads, Google Ads, email marketing, entre otras herramientas y obviamente disponer de un buen proveedor de hosting que nos permita tener nuestra página web online, para ello existen plataformas como DONWEB, que ofrecen servicios de registros de dominios y hosting para poder crear y gestionar una página web.

Qué partes integran el CRO

Por otro lado, el CRO engloba otros aspectos aparte del tráfico, los cuales deben ser tomados con igual importancia, ya que son fundamentales para la integración de una estrategia más eficiente y adecuada. Estos aspectos son:

  • Conocimiento de negocio: Conocer el tipo de negocio que se maneja es una base para la integración del CRO. Pues, aunque tanto los servicios como los productos se vendan, las gestiones de venta son completamente distintas. Incluso dentro de cada uno de estas existen subdivisiones que proponen acercamientos diferentes. Para los servicios sería determinar si son serializados o personalizados, y en el caso de la comercialización de productos quedaría ver si es un modelo B2B o B2C.
  • Tecnología: En el campo de la tecnología interfiere el tipo de plataforma o negocio que se quiera manejar. Es común usar plataformas de CMS que cuentan con plantillas, funciones y formatos predeterminados que ayudan a impulsar la tienda con un equipo y costos mínimos. De igual forma, hay negocios que ameritan un desarrollo más a la medida, lo que se traduce en costos de inversión más grandes y equipos de trabajo más numerosos que puedan brindar soporte.
  • Entorno: Esta parte se refiere al conocimiento del mercado y la competencia.  Manejar esta información permite tomar decisiones más asertivas para el negocio. Posicionándose así en una ubicación más productiva
  • Experiencia de usuario: La experiencia de usuario es la base sobre la que se construye y optimiza la web. A partir de ella es que se logra captar clientes dispuestos a comprar e incluso a volver.
  • Analítica digital: Finalmente, la analítica digital es el aspecto que nos permite evaluar el desarrollo de una estrategia a través de la recopilación de datos. Lo cual sirve como base para la toma de decisiones dentro del negocio.

Qué pasos seguir para implementar el CRO

Teniendo en cuenta la relevancia que tiene esta metodología de negocio en el ecosistema actual, es necesario tener en claro cómo implementarlo. Cómo punto de partida podemos decir que cuenta con cinco pasos:

  • Análisis del problema: A partir de los datos recopilados, el gestor del CRO puede determinar los problemas que pueda presentar la tienda o la plataforma, para así actuar sobre ellos. Por ejemplo, que haya un gran tráfico, pero que este no llegue al carrito, generando una baja de conversión. Así, teniendo el problema aislado es más fácil definir una estrategia, siendo este el siguiente paso.
  • Definición de la estrategia: Siguiendo el ejemplo anterior, que los consumidores no lleguen al carrito de compra, puede significar un problema con las fichas de producto, donde la información de producto se encuentra mal integrada a la ficha. En este caso, la estrategia debería ir centrada en optimizar este aspecto de la web.
  • Planteamiento de hipótesis: Llegados a este punto, a partir de lo que se ha determinado anteriormente se generan dos hipótesis, A y B. Una de estas va a representar el sitio como se encontraba anteriormente, mientras que la otra tendrá implementada las correcciones o cambios. De esta forma, la A podría plantear el sitio con la información de producto desordenada; mientras que la B representaría el sitio con los cambios realizados, es decir la información colocada de manera concisa y organizada.
  • Realización de los tests: En este paso, como deja ver su nombre, solo quedaría probar ambas hipótesis presentadas cada una a un 50% de la audiencia del sitio, para así apreciar el desempeño de cada una en tiempo real.
  • Análisis de resultados: Finalmente, se procede con la evaluación de los resultados obtenidos en los tests. Aquí podremos ver si la hipótesis era correcta y ha sido efectiva. De ser así, podemos proceder con los cambios y optimizar el sitio para así impulsar las tasas de conversión.

¿Aún no utilizas las conversiones mejoradas? ¡En One Page Agency te ayudamos! Escríbenos en  [email protected] y te ayudaremos a llevar tu estrategia digital al siguiente nivel. 

Google ADS: Beneficios de las conversiones mejoradas

Google ADS: Beneficios de las conversiones mejoradas

En el último Google Marketing Livestream, la compañía anunció el lanzamiento de Conversiones Mejoradas, una función que ayudará a los anunciantes a mejorar la precisión en la medición de sus conversiones. En Mentalidad Web te contamos todas las novedades de esta funcionalidad.

¿Qué son las conversiones mejoradas?

Es una solución que ha desarrollado Google, para poder seguir teniendo datos de las transacciones online con aquellos clientes que no han aceptado la política de cookies y por lo tanto con los que no podemos hacer un seguimiento de su sesión online.

Para ello, a través de los datos proporcionados por el cliente en el proceso de compra online, sumados a los datos de sesión que Google posee del mismo, es capaz de imputar una venta o lead a una campaña concreta. 

¿Cómo funcionan las Conversiones Mejoradas?

Esta funcionalidad, permite mejorar la exactitud de tu medición de conversiones, complementando las etiquetas de conversión existentes, ya que envía los datos de conversiones de origen y con codificación hash de tu sitio web a Google, de manera segura y privada. Conversiones Mejoradas, se encargará de cifrar a través de un algoritmo de hash (llamado SHA256), toda la data sensible y que permita hacer identificable a un usuario en específico. 

¿Qué beneficios tiene Conversiones Mejoradas?

Como mencionamos anteriormente, las  Conversiones Mejoradas, son una función que complementa a las etiquetas de conversión y que tiene la capacidad de recopilar datos propios de los clientes que recolectas con tu sitio, como por ejemplo el correo electrónico, el rut, la dirección, entre otros. Toda esta información debe ser cifrada antes de ser enviada a cualquier plataforma de recolección de datos, pues de no ser así iría en contra de las nuevas normativas de privacidad de algunos países de cara a la eliminación de las cookies de terceros.  

Google ha mencionado que el algoritmo hash utilizado es “seguro y unidireccional denominado SHA256”. Luego de cifrados, los datos se “asocian con cuentas de Google para atribuir las conversiones de tu campaña a eventos de anuncios, como clics o visualizaciones”.

¿Cómo configurar las conversiones mejoradas?

Existen dos formas de configurar las etiquetas de conversiones mejoradas:

1.- Vía Google Tag Manager: Si ya cuentas con el administrador de etiquetas en tu sitio puedes configurarlas en la herramienta de forma manual con algunos pasos.

2.- Vía Global Tag: Si cuentas con la etiqueta global del sitio de Google Directamente en tu sitio podrás configurar las conversiones avanzadas con pequeños cambios en su configuración.

¿Aún no utilizas las conversiones mejoradas? ¡En One Page Agency te ayudamos! Escríbenos en  [email protected] y te ayudaremos a llevar tu estrategia digital al siguiente nivel. 

5 tendencias eCommerce para el 2022

5 tendencias eCommerce para el 2022

En los negocios digitales, siempre tan cambiantes, qué bien estaría tener de vez en cuando una bola de cristal a mano, que nos indicase cuál va a ser el futuro y qué cosas pueden llegar, para poder adelantarnos y sacarles provecho, ¿verdad?

Algo así como un chivatazo que nos dijese, “las compras por visión, a través de gafas tridimensionales serán una realidad a partir de…”. Demasiado futurista, lo sabemos, pero lo cierto es que el mundo digital no deja de actualizarse, en un constante movimiento que no lo convierte en maduro, sino en “evolutivo”.

Juega con ventaja quien está más al tanto de las novedades. Y para ayudarte, hemos recopilado las 5 tendencias eCommerce que apuntan a destacar en 2022, para que puedas sacar buen partido de las que más se adapten a tu tienda online.

Y no solo eso, también hemos hablado con voces expertas de este y otros sectores, que respaldan algunas… Y nos dan algún que otro adelanto.

¿Quieres saber cuáles son las tendencias eCommerce que arrasarán en 2022?

👉 Las 5 tendencias eCommerce que pisan fuerte en 2022

En los últimos años, tanto los consumidores, como las tiendas online han apostado fuerte por los dispositivos móviles y las redes sociales como medio de compra online rápida y sencilla.

Pero todo ha cambiado. La vida nos ha hecho poner prioridades, elegir tiempos y dispositivos para que todo, aún, sea más fácil. Nosotros hemos estudiado artículos, hablado con clientes y con nuestros propios analistas, y hemos llegado a esta conclusión de 5 tendencias de cambio.

Intrigado, ¿a que sí? 😉

✅ 1. Nuevos comportamientos del consumidor 

Tradicionalmente hemos segmentado a los clientes por tramos de edad, sexo, poder adquisitivo, zona en la que viven… Esos patrones fueron útiles durante una época, pero en la actualidad disponemos de muchos más datos sobre el comportamiento del consumidor y los datos nos están diciendo aspectos sobre las preferencias de las personas muy sorprendentes.

Mayor variedad. Eso se traduce en la importancia de entender las “audiencias líquidas, aquellas que no responden a patrones, porque cada vez se da más el sesgo de grupos de personas con preferencias, pero aún así muy personalizados. Sí, ¡es la era de la personalización, en todos los sentidos! 😉

Se disparan las compras en horario laboral

Los consumidores ya no entienden de normas, ni de horarios.

De este último año la conclusión es muy clara: compramos cuando queremos, cómo y desde dónde queremos. Esto aplica a la jornada laboral, en la cual el porcentaje de compras online sube con respecto a otros momentos como la tarde o la noche, en los que preferimos “descansar” de los dispositivos.

En festivos, los consumidores prefieren disfrutar de “planes analógicos

Del mismo modo que las compras aumentan en horario lectivo, los días libres son literalmente “libres”.

Y es que se denota una preferencia por la desconexión completa en días festivos, en los cuáles preferimos disfrutar de planes analógicos. Total, para comprar online siempre hay tiempo, todo en un click, ¿no?

El pago fraccionado gana terreno

Ofrecer un proceso de check-out fácil a tus clientes, así como diversos métodos de pago, siempre te ayudarán a bajar la tasa de carritos abandonados. Ya sabes, ese momento en el que con la cesta llena, el cliente se va sin decir ni adiós… Y sin comprar.

Y de todas las nuevas formas que van surgiendo, el pago fraccionado gana terreno, facilitando al cliente poder adquirir productos de mayor coste, sin el miedo que supone hacer esa gran inversión en un solo pago. Y ejemplos de estos hay varios ahora mismo, como Klarna, Aplazame…

✅  2. Flexibilidad total: a cualquier hora, en cualquier canal (y a cualquier precio)  

Si algo está claro sobre las tendencias eCommerce que reinarán en 2022, es que el negocio online seguirá creciendo con respecto a las tiendas físicas, porque los consumidores “le han cogido el gustillo”.

Sí, salimos más, invertimos más… etc, pero la realidad es que la comodidad prima por encima de todo. Y no solo eso, sino también las ofertas y descuentos que, añadido, se pueden encontrar. Porque cuando un cliente busca y compra en internet lo que en realidad tiene en la cabeza son dos cosas: casa y bolsillo. Es decir, que se lo entreguen sin esfuerzo y con el máximo ahorro posible.

Crece la tendencia del “Showrooming”, ligado al “dynamic pricing

¿Cuánto conoces a tus clientes? Muchas veces van a la tienda física, pero terminan comprando online el mismo producto que miraron, ¿sabes a qué se debe?

El término que define esta acción es “showrooming”, lo que en lenguaje cotidiano sería “ir de escaparates, pero no comprar… Si no apuntar modelo, referencia e incluso probar la talla que sienta bien, para luego ir a buscar la mejor oferta del mismo producto a online, que es donde se expanden las opciones.

Y aquí, internet es el rey del dynamic pricing, una técnica muy extendida en la que los precios fluctúan según la demanda. Y, como todo en la vida… El mejor postor, se lleva el lote: los compradores irán directos a esa web en la que el producto que buscan tiene el mejor precio del mercado.

M-commerce: compra online al alcance de la mano

Y aquí los dispositivos móviles (smartphones, tablets…) son el aliado perfecto de todo eCommerce. Concretamente, en la actualidad más del 63% de consumidores usan el móvil para hacer compras online.

Como decíamos antes, los clientes buscan rápidamente en huecos que tienen entre el trabajo y el descanso. Y poder hacerlo en pocos “clicks” a través de un dispositivo en el que seguramente tienen todo al alcance de la mano… Lo hace más fácil que nunca.

Si bien es cierto que llevar a cabo un enlazado interno óptimo en un ecommerce medio-grande es complicado, y entra en juego el pagerank interno de cada URL, pero para ello puedes usar una herramienta como Dinorank.com la cual facilitará mucho ese trabajo.

Y que no te asuste el diagrama con todas estas ramificaciones, aunque tengas muchas URLs y al principio te imponga respeto, tienes que empezar a trabajar el SEO de tu ecommerce: aquí tienes una guía que te ayudará.

Los marketplaces para sacar más partido 

¿Has oído alguna vez hablar de este concepto? Los “marketplaces”, conocidos como “mercados en línea” son un tipo de comercio electrónico multiproducto, en el cuál los consumidores pueden encontrar una gran variedad de productos, de diferentes tipos de marcas.

Pero cuidado, porque aunque tener tus productos en un marketplace siempre podrá tener ventajas, también tiene algunos “contras” (como tener a competidores cerca, que estén mejor posicionados en la web que tú, los precios…)

Así que si decides apostar por esta opción de venta online, deberás valorar las opciones y las ventajas que te puede traer, siempre adecuados a tu negocio y productos 🙂

Además, puede ser un buen punto para contribuir con la huella ambiental, en esa modalidad de packagings entregas sostenibles que cada vez vemos más en eCommerce.

✅  3. Tiendas cada vez más inteligentes y fáciles de mejorar 

Porque cada vez entiende mejor al ser humano y responde ante sus acciones, por supuesto en este listado no podía faltar la Inteligencia Artificial, como el motor que nos acerca el futuro día tras día.

Dado que los consumidores avanzan y se diversifican en miles de tendencias, la tecnología nos brinda margen gracias al conocimiento, que ayuda a mejorar los sistemas, definir patrones (dentro de lo que se puede) y asistir mejor al consumidor final, para que termine comprando.

En definitiva, comprender, analizar, facilitar. Fácil, ¿no?

Mejorar la UX hasta el infinito

En este paso (y como base de todo en eCommerce), la experiencia de usuario es lo más importante. Porque un usuario infeliz se va y nunca vuelve, mientras que el que se siente satisfecho con la compra, el proceso y la marca, siempre seguirá, no solo comprando… Si no también recomendando a su círculo cercano.

Y en el comercio electrónico ya se sabe lo que se dice: “vale más una recomendación…

Por eso la Inteligencia Artificial nos acerca a comprender a nuestro cliente, para facilitarle la vida y hacer que nos quiera (y nos compre). Por ejemplo, con funcionalidades como el voice search o el image search, que permiten búsquedas más ágiles y sencillas al consumidor.

¡Y tienes que dárselo todo!

Plataformas “low code”

Estas plataformas tienen una cosa que a muchos les trae de cabeza cuando gestionan un eCommerce: no tienen código. Lo que facilita que su instalación sea fácil, en pocos minutos, cuando tienen tantas y tantas ventajas…

Y en la era de la digitalización y las facilidades, no podía faltar algo que haga mejorar los sistemas. Por eso en este año, se prevé que las plataformas y herramientas “sin código”,, maximizando los recursos y rentabilizando los procesos. ¿Trabajas ya con una en tu eCommerce?

✅  4. Ventas en directo: la teletienda se muda a Internet

El Covid ha puesto en el mapa el valor de las emisiones en directo, especialmente a través de Youtube y otras redes sociales, como Twitch. Términos como «streamer» no eran conocidos antes de la pandemia.

Era cuestión de tiempo que esta tendencia se aplicara al comercio electrónico.

Antes te hemos contado que el M-commerce seguirá siendo una gran tendencia eCommerce en este 2022. Esto define el siguiente punto, enfocado en las redes sociales. Aunque no hablamos solo de Instagram y TikTok…

Sí, sabemos que están posicionadas como las dos redes sociales más potentes en cuanto a ventas, pues son verdaderos “marketplaces” en sí mismos. Y esto, sumado al contenido de las marcas y el push que los influencers hacen en cada uno de sus perfiles… Nos da un buen impulso a las ventas sin duda pero, ¿y qué pasa si llegan nuevas opciones?

¿Conoces el concepto “Shoppable TV”?

Entre estas, destaca principalmente una, ligada a la televisión. Algo que podríamos haber visto en cualquier película de Hollywood al más puro estilo futurista, pero que parece que llega para quedarse, ¿sabes lo que es el “shoppable TV”?

Pues, ni más, ni menos, que poder comprar el producto que lleva un actor en una serie, en el preciso instante en la que se está viendo. A través de un punto que saldrá encima del producto en cuestión y que se traduce en un QR que lleva directo a la compra, ¿ilusión o realidad?

No tendremos que esperar mucho para verlo, según parece…

Llega el “livestreaming” 

Los directos han cobrado una especial relevancia entre los consumidores, que ya se apuntan citas para ver a su influencer o “streamer” favorito cuando hace una emisión especial.

Algo que tienen en cuenta los grandes expertos, que los aprovechan para presentar colecciones, hablar de productos especiales (de su marca o de firmas con las que colaboran), haciéndolo mucho más cercano para que la gente pueda comprar directamente dando like, dejando un comentario y accediendo al mismo link del producto en cuestión de segundos. Algo así como la “teletienda” de toda la vida, pero en un formato nunca visto, directo y sin interrupciones (un buen ejemplo de ello es @freshlycosmetics, que aprovecha estos canales para presentar sus productos de una manera diferente y más cercana).

✅  5. Cercano y respetuoso: el eCommerce se humaniza

Con todo esto que contábamos anteriormente, las marcas tendrán que facilitar cada vez más la vida a los clientes. Para estar cerca y, con ello, conseguir un notable aumento de ventas. Por ello, cuanto más acercamiento y facilidad exista con el consumidor, mayor probabilidad habrá de que este termine picando, ¿hasta qué punto haremos real eso de “a golpe de click”?

La combinación de entrega de online a “físico” 

Cada vez más, preferimos la comodidad. Las tiendas nos dan esa opción, ¿por qué no aprovecharlo? Compras en un click y te lo entregan en casa casi al día siguiente, ¡más fácil, imposible!

Pero no a todos nos gusta pagar los temidos “gastos de envío” y las tiendas lo saben. Aprovechando el tirón de las entregas en tienda, algunas firmas se han digitalizado aún más instalando dispositivos de entrega automática, para mejorar los tiempos, como es el caso de Zara, pionera en este tema con el “selfservice”… O Fashionalia, que ha implementado un sistema de pantallas digitales en tiendas físicas, en las que utilizar el buscador directamente (de Doofinder ;D )para encontrar productos de forma más sencilla.  ¿Ha llegado la hora del self-service?

Modelos de suscripción

Cada vez más, observamos que muchas marcas ofrecen a sus clientes comprar productos por mensualidades. Bien sea como compra recurrente de algo básico, ofreciendo ayuda en el trámite para que el consumidor no tenga que estar pendiente todos los meses… O también como packs especiales por suscripción, una modalidad cada vez más extendida y claro ejemplo de ello son la “Primor Box” que recientemente ha lanzado Primor o  la variedad de opciones que ofrece Simplr, ¿lo conocías? ¡Esto pisará fuerte en 2022!

Cambios en la publicidad, adiós a las cookies

Seguramente habrás leído por ahí que Google está haciendo una serie de cambios en sus políticas de gestión de cookies.

Básicamente el punto es que no se obtendrá tanta información de los clientes a los que impactas, porque la información se vuelve algo más privada y confidencial. Y, por ello, buscarles para ofrecer productos o descuentos, será una tarea algo diferente.

Esto no es algo que afectará de un día para otro a los eCommerce, pero sí es cierto que la publicidad en redes sociales perderá valor frente a otras opciones. Y, para ello, surgirán nuevas opciones con las que seguir atrayendo a tu público, de eso no te preocupes.

👉 Tendencias eCommerce, ¿qué conclusiones sacamos?

Ya te hemos contado las tendencias eCommerce  que parece se atisban este próximo 2022 que está por llegar. Suena loco, quizás, pero parece ser que aún no lo hemos visto todo y que, realmente, las imágenes tan futuristas que hemos visto en tantas y tantas películas, poco a poco se irán haciendo realidad:

  • Revolución en el perfil de los consumidores
  • Crecimiento de nuevos medios de comercio online
  • Revolución de la Inteligencia Artificial
  • Ampliación de plataformas para “social commerce
  • Cambio en el acercamiento y propuestas al consumido
Primeros pasos a seguir para tener un E-Commerce exitoso

Primeros pasos a seguir para tener un E-Commerce exitoso

Concepto de e-commerce: qué es

El e-commerce o comercio electrónico, según la definición de Wikipedia es…

Un sistema de compra y venta de productos y servicios que utiliza Internet como medio principal de intercambio.

En otras palabras, se trata de un comercio que gestiona los cobros y pagos a través de medios electrónicos.

Diferencias entre e-commerce y e-business

El concepto de e-commerce se confunde con regularidad con el de e-business, aunque en realidad no tienen nada que ver.
El e-commerce solo se refiere a la transacción de bienes y servicios entre un comprador y un vendedor, mientras que el e-business hace referencia a todo el proceso completo que hay que llevar a cabo para gestionar un negocio online.
Dentro del e-business, por ejemplo, está:

El concepto de e-business es más amplio que el de e-commerce y, de hecho, el e-commerce forma parte de él al ser un tipo de modelo de negocio.

Formas de comercio electrónico

El mundo del e-commerce es muy amplio y se pueden encontrar muchos tipos distintos de modelos.
Vamos a hacer 2 clasificaciones:

  • Una más global en función de quién vende y quién compra.
  • Otra con diferentes «modelos» de e-commerce.

Vamos a ello.

1. Según el perfil comercial

Cada negocio tiene un tipo de cliente al que se dirige, y en función de ello podemos clasificarlos:

  • B2B (Business-to-Business): empresas cuyos clientes finales son otras empresas u organizaciones. Un ejemplo podría ser una tienda de venta de materiales de construcción que se dirige a interioristas o arquitectos.
  • B2C (Business-to-Consumer): empresas que venden de manera directa a los consumidores finales del producto o servicio. Es el más habitual y hay miles de ejemplos de tiendas de moda, zapatos, electrónica, etc.
  • C2B (Consumer-to-Business): portales en los que los consumidores publican un producto o servicio y las empresas pujan por ellos. Son los clásicos portales de empleo freelance como Freelancer, Twago, Nubelo o Adtriboo.
  • C2C (Consumer-to-Consumer): empresa que facilita la venta de productos de unos consumidores a otros. El ejemplo más claro sería el de eBay, Wallapop o cualquier otro portal de venta de 2º mano.

Además de estas formas de comercio electrónico, existen otras menos populares como la G2C (Goverment-to-Consumer), C2G (Consumer-to-Goverment) o B2E (Business-to-Employer).
Como puedes ver, el comercio electrónico va mucho más allá de ser únicamente una simple compra y venta de productos en una tienda.

2. Según el modelo de negocio

El sector online todavía es un sector poco maduro. Los cambios tecnológicos son constantes y los nuevos negocios online que surgen atienden las nuevas necesidades creadas.
Dependiendo de cómo se generen los ingresos o de cómo se lleve a cabo el intercambio entre comprador y vendedor, se pueden dividir en:

  • Tienda online con productos propio: lo primero que se te habrá venido a la mente al hablar de e-commerce. Las mismas características que una tienda física pero en versión online. Ejemplo: Bebitus.com
  • Dropshipping: a priori, para el cliente, todo parece igual que un e-commerce normal. La diferencia es que el vendedor no envía el producto, sino que es un tercero el que lo hace. Para saber más puedes leer nuestra guía para encontrar proveedores de dropshipping.
  • E-commerce de afiliación: un paso más atrás en el proceso de compra están los negocios de afiliación. En este caso la tienda no solo no envía el producto, sino que el cierre de la venta no se hace en su plataforma. Lo que hace es referir al cliente a otra tienda, que le paga una comisión al confirmarse la venta. Es muy frecuente la afiliación con Amazon. Ejemplo: Biodegradable.es. Si estos modelos te interesan, lee este post específico sobre marketing de afiliación y este otro sobre la venta sin stock.
  • Membresía: este tipo de e-commerce busca compras recurrentes. La forma de conseguirlo es con una suscripción periódica (semanal, mensual, bimensual, etc). Este tipo de membresías se están poniendo de moda con las llamadas «cajas sorpresa». Consiste en un caja que se envía cada mes con productos, por ejemplo, una caja mensual con cervezas artesanales. En lugar de vender una sola vez el producto, se ofrece la posibilidad de recibirlo con una determinada frecuencia. Ejemplo: Manolitoandco.com
  • Marketplace: un marketplace es una tienda de tiendas. Es una web donde diferentes vendedores ofrecen sus productos de una o varias temáticas. Amazon también es un ejemplo de marketplace. Aunque también funcione como e-commerce normal, cualquiera puede vender en su plataforma a cambio de una suculenta comisión para el señor Bezos.
  • Servicios: un negocio de comercio electrónico no solo tiene que ser para vender artículos. Formación, consultorías, mentorías o cualquier intercambio de tiempo por dinero es una opción muy viable para empezar sin riesgo.

En caso que quieras conocer más sobre nuestras soluciones en estrategia digital, contactanos y un asesor se pondrá en contacto con vos.

Te invitamos a que participes de los seminarios empresariales gratuitos para PYMES donde hablamos de estos temas y varios más relacionados a estrategias digitales.